}
El tiempo - Tutiempo.net

"La enterré debajo de mi cama y le puse cemento": la confesión de un femicida que mató a su sobrina en Santiago del Estero

“Mami ya vengo, voy a lavar la ropa a lo del tío". Con esa promesa salió de su casa Priscila Martínez el 23 de febrero, y ya no volvieron a verla. Este miércoles encontraron el cuerpo de la adolescente santiagueña de 15 años enterrado debajo de la cama de su tío.


Se trata de Rubén Ávila, primo de la mamá de Priscila, quien ya se encontraba detenido desde mediados de marzo por violar y golpear a otra menor. Los vecinos del barrio Los Lagos afirman que el hombre "no tenía buena fama", pero la joven confiaba en él y solía pasar tiempo en su casa. Finalmente, fue una pista caligráfica la que incriminó a Ávila en la investigación por la desaparición de su sobrina.

Durante estos meses de búsqueda, la familia de Priscila recibió una carta presuntamente escrita por la chica que decía: “Hola tía, estoy embarazada. No vuelvo a casa, me junté”. Sin embargo, los expertos determinaron que la letra no era de la víctima y que si podría ser del sospechoso, publicó El Liberal.

Los vecinos también aportaron sus sospechas y declararon que unos días después de la desaparición de Priscila el imputado hizo trabajos de construcción en su vivienda. Cuando las evidencias en su contra lo dejaron acorralado, Ávila no tuvo otra opción que confesar ante la policía.

N24