Necochea

Otro pastor que se fue al infierno: vendia alcohol en gel bendito

Los vecinos de 75 y 68 denunciaron al 147 que el pastor Carlos Gimenez estaba oficiando "misa". Tres patrulleros se hicieron presentes, evacuaron el local y labraron las actas correspondientes.


Todo pudo quedar en una anécdota más del aislamiento social obligatorio que tiene a la gente alerta y pegada a las ventanas custodiando el efectivo cumplimiento del encierro impuesto por las autoridades, sin embargo el escandalo estalló cuando trascendió que  el pastor se aprovechó de la preocupación generalizada por la pandemia para ofrecer alcohol en gel bendito a una cuantiosa suma de dinero.

Testigos ocasionales relataron que el matrimonio de pastores, el encargado de tocar el órgano y los feligreses fueron imputados de violar el decreto 279/20, que establece la obligatoriedad del aislamiento. No sólo organizaron y llevaron adelante un celebración, sino que el pastor Giménez necochense siguió los pasos de un reconocido colega, de igual apellido, y bendijo frascos de alcohol en gel para luego venderlos a sus creyentes a más de mil pesos.

Publicar un comentario

0 Comentarios