Necochea

Un casting para ser la Mujer Maravilla: disfraces, cloroformo y el relato de una víctima de abuso sexual


Todo empezó a mediados de enero con una propuesta para participar de un casting para interpretar a la Mujer Maravilla, pero eso solo fue la excusa para abusar sexualmente de una chica de 17 años. Diego París, un reconocido organizador de eventos de cómics y del género fantástico en la provincia de Santiago del Estero, fue denunciado por la víctima y quedó envuelto en un escándalo.


La adolescente (V.G., según su perfil de Facebook) llevó el caso a la Justicia, pero además hizo un relato detallado de cómo la promesa de trabajo se volvió una pesadilla. También compartió numerosas capturas de pantalla de los mensajes que había intercambiado con el acusado antes y después del abuso.

De acuerdo con su testimonio, la primera vez que se sintió incómoda fue cuando París le pidió que fuera "más cómoda" a las sesiones de fotos. "Me dijo si podía ir con ropa que sea parecida al personaje, tipo corsé y un minishort. Le dije que no", contó. Entonces la convenció de hacer videos con esa ropa para poder enviárselos a los productores y que ellos aprobaran al personaje.

Con el supuesto aval para seguir adelante, el hombre de 47 años le indicó que su participación en la producción consistía en llegar a un determinado lugar, caminar, luchar y al final pararse en una postura "supervictoriosa". Según su testimonio, París le especificó que en ese momento un villano vendría por detrás y la dormiría tapándole la nariz con un pañuelo con cloroformo y que después se despertaría atada a una silla, amordazada.

Muy lejos de la ficción ya, París dio un paso más: "Me hizo la propuesta de ensayar con cloroformo en serio, para que me saliera mejor. Un día me preguntó si me animaba a que él ponga un poco en el pañuelo, con la cantidad exacta para que no me desmaye, que iban a ser 15 segundos y cuando le dije que ni loca me dijo: 'Bueno, aunque sea oler del frasco así tenes una idea y te sale mejor'".