}
El tiempo - Tutiempo.net

Un hombre arrojaba materia fecal y veneno para cucarachas a sus vecinos de Recoleta

Vecinos de un edificio en Recoleta tuvieron que atravesar algunos episodios desagradables durante la cuarentena por el coronavirus a causa de un hombre, con una patología mental, que arrojaba materia fecal de perros y veneno para cucarachas en los espacios comunes.



Según denunciaron en varias oportunidades, el propietario de una de las unidades tiraba insecticida en los pasillos y puertas, y arrojaba la materia fecal por la ventana y en el hueco de inspección del ascensor. Quedó detenido por hostigamiento e internado en el hospital neuropsiquiátrico Borda.

La División Operaciones Especiales de la Policía de la Ciudad allanó el departamento de la Avenida Santa Fe al 2800, por orden del fiscal contravencional Matías Michienzi. Cuando entraron, los efectivos se encontraron con desorden y falta de higiene.

En el operativo, en el que participaron oficiales del Servicio de Emergencias del Cuerpo de Bomberos y de la División Canes, junto a personal de la Agencia de la Gerencia Operativa de Sanidad Animal, encontraron 200 aerosoles con veneno para insectos y varias botellas con materia fecal de perros, todo en un mismo ambiente.

El hombre fue sometido a una pericia psiquiátrica en el lugar con un diagnóstico preventivo de "Síndrome delirante crónico", por lo cual fue trasladado al hospital Borda, donde quedó internado.

Los cinco perros, tres de raza Weimaraner, fueron derivados al refugio animal de Prodea, en la localidad bonaerense de Berisso, y dos Pitbull al Instituto Pasteur, de la Ciudad de Buenos Aires.

Fuentes policiales indicaron que no se descarta el inicio de una investigación por presunto maltrato animal en tanto que la vivienda quedó cerrada y con custodia policial.

N24