Necochea

Ni la pandemia frena la interna radical: dos listas en pugna

Ni siquiera una pandemia que se ha cobrado millones de vidas en el mundo y que en nuestro país está alcanzando su pico máximo,  distraen a los radicales de la interna partidaria.

Mediante la plataforma zoom, 5 miembros de la Junta Electoral del Comité de la provincia de Buenos Aires aprobaron la presentación electrónica no presencial de las listas en vista de las elecciones partidarias del 11 de octubre, primando el criterio de razonabilidad por sobre la formalidad estricta, flexibilizando y apelando al sentido de las disposiciones de la carta orgánica.

Ni bien se recibió la confirmación de que la interna para renovar las autoridades partidarias seguía "viento en popa" y no la frenaba ni la pandemia, comenzaron las "roscas" y reuniones de café, el deporte radical por excelencia.

El pasado jueves, se realizó una reunión entre Alberto Esnaola (aspirante a conducir el Comité Emiliano Abasolo), Damián Unibaso y Roberto Glen, en la que se terminaron de limar asperezas, conformando una lista unidad que incluye a casi todos los sectores del radicalismo que habían quedado calientes como pipa al enterarse que Roberto Porcaro metió la cola y sostendría a su propio candidato a la presidencia del Comité. Se comenta que presentó entre 90 y 120 fichas de afiliación que se traducirian en votos.

Entre los acuerdos a los que se llegaron en esta reunión se cuenta la decisión de elegir a los candidatos 2021 por asamblea.

Los nombres en danza que se escuchan ya sea para conformar las listas o brindar apoyo a los sectores en pugna, suenan a una versión vernacula de "The Walking Dead": Daniel Molina (último candidato a intendente radical, perdió la reelección en el 2011), Roberto Taurian (ex funcionario municipal), Mario Ferrari (concejal MC), Cristina Azcueta (ex funcionaria en el gobierno de Fernando de la Rúa),  el propio Esnaola, que llevó la voz cantante en todos los acuerdos realizados con el partido Fe y el fallecido dirigente Gerónimo Venegas, que ubicaron al radicalismo como vagón de cola, un socio sin voz ni voto en la alianza Cambiemos y le aseguraron apenas dos bancas en el Concejo Deliberante.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con que se lleve adelante la elección interna en octubre. Sebastián Sarasibar, cuyo sector fue excluido del llamado a la unidad, desde sus redes sociales apela a la responsabilidad de las autoridades y pide la suspensión de las elecciones de octubre, ya que la búsqueda de avales, entre otras actividades, suponen un riesgo para el afiliado en medio del brote de contagios por Covid-19.

"Abogo por el entendimiento del resto de la dirigencia sobre este duro flagelo y solicito en nombre de nuestro espacio, un acuerdo formal, serio, en paz y pensando solo e el bien común, que estén más allá de los personales y/o de los distintos espacios" señaló el dirigente.


Publicar un comentario

0 Comentarios