}
El tiempo - Tutiempo.net

El que escupe para arriba termina embadurnado: concejal radical bajo sospecha

La saraza por el supuesto vacunatorio VIP en nuestra ciudad está lejos de terminar. La secretaria de salud Ruth Kalle dio cátedra respondiendo los interrogantes de los concejales y descartando que el municipio tenga acceso a manipular los turnos de vacunación. Sin embargo quedó claro que el que escupe para arriba termina embadurnado.

Del cuestionario de los concejales a la funcionaria municipal quedaron planteadas tres situaciones que no los dejaron bien parados. Por un lado fue la concejal camporista Andrea Cáceres la que tuvo en la mano la lapicera para designar el personal a cargo de los centros de vacunación; por otro, el kirchnerismo cuestionó la transparencia de los programas de vacunación provincial y por último la única anotada sospechosa fue la concejal radical Felicitas Cabretón.

Según trascendidos periodísticos la edil falseó su declaración jurada para acceder a un turno de vacunación anticipado como persona de riesgo. Esta información cayó como una bomba en las filas del radicalismo, que por un lado huelen sangre y apuntan a la yugular, planteandose pedir la renuncia a la banca y la expulsión del partido de confirmarse la veracidad de las publicaciones, mientras que un sector más moderado habla de cuestiones personales y de "dejarla pasar".

A todo esto, Cabretón admitió que se registró para recibir la vacuna contra el Covid-19, que recibió el turno para vacunarse pero que finalmente no lo hizo por voluntad propia ya que había personas que se habían anotado antes aún sin recibir su vacunación y "al momento de recibir dicho turno no había podido modificar mis datos ni hacer la cancelación via app porque el sistema no me lo permitía".


 

N24

0 comentarios :

Publicar un comentario