Necochea

Desde la planta de efluentes al puente Ezcurra: promesas incumplidas de la política local


¡Campañas eran las de antes! Pocas veces se cumplían pero las promesas y sus correspondientes y solemnes plataformas electorales eran un espectáculo digno de presenciar y escuchar. 

Desde el polideportivo que construiría la  UATRE en caso de ganar la intendencia, pasando por la ciudad judicial, los polos tecnológicos, la planta de tratamiento de efluentes cloacales, la nueva terminal, el frente costero, a la reconstrucción del Puente Ezcurra, las promesas inconclusas de los candidatos quedaron en la memoria colectiva como el recuerdo de la ciudad que no fue, no pudo o no quiso ser, aunque con mayor seguridad se podría decir la ciudad que no supieron construir a pesar de las promesas electorales.

Durante unos meses los candidatos se comen el mundo, dicen tenerla re clara y saben exactamente lo que Necochea necesita para crecer y despegar: ellos mismos; aunque se desinflan como globos cuando acceden al cargo.

Tal vez por falta de imaginación o la certeza de que el vecino no come vidrio y ya no les cree, los candidatos prometen poco y nada.  La caída en picada de la credibilidad en los candidatos hace que hoy prometan con el pecho inflado que van a cumplir con las obligaciones que impone el cargo para el que serán elegidos.

Y así los vemos como cada dos años desfilar por los barrios, sacarse fotos con los vecinos, poner cara de circunstancias, prometer que se van a acordar de sus problemas y emitir el enésimo comunicado de prensa informando por donde estuvieron, orgullosos de tener por un ratito olor a pueblo y las patas llenas de barro.

Los hijos del repollo:

Una cualidad hermana a casi todos los candidatos, al menos a los de los principales espacios políticos: están firmemente convencidos que nacieron de un repollo. Ninguno reconoce su propia historia, ni se hace cargo de ella.

Andrea Cáceres, Mauro Velazquez del Frente de Todos, forman parte de la coalición que tiene como referentes a los hermanos López  que aún tiene muchas deudas pendientes con los necochenses. Uno conformó el gobierno más corrupto de la historia de Necochea, la otra, que va por la reelección tras ocupar durante cuatro años  una banca en el Concejo Deliberante,  tiene pendiente pedir explicaciones por los actos de ese gobierno.

Eugenia Vallota, Graciana Maizzani, Gonzalo Diez, eterno entenado de la política, hablan de "lo que van a hacer" y los errores de otros pero no dan cuenta de los que hicieron y sobre todas las cosas de lo que no hicieron como representantes del vecino de Necochea. 

¿Qué proyectos presentaron?, ¿Cuáles acompañaron?, ¿Cuántas veces levantaron la mano para votar en contra de los intereses de los necochenses?¿Cuántas miraron para otro lado para no perjudicar o pedir cuentas a un amigo? ¿Que proyectos presentaron para mejorar la calidad de vida de la gente? ¿Cuántos para combatir la inseguridad? ¿Cuántos para reactivar la economía local o qué acciones impulsaron para paliar los efectos de la pandemia? No sabe, no contesta.

La co-equiper de José Dodds, Mara Laxalt carga con la indignidad de haber entregado alfajores vencidos y en mal estado a los niños de las escuelas más pobres de Necochea: ni vergüenza ni pedido de perdón.

Mientras tanto, la lista de los funcionarios de Arturo Rojas hace marketing anunciando que ponen la gestión a consideración del vecino: ni más ni menos que lo que se hace en cada elección, ni más ni menos que lo que se debe hacer.  No se le está regalando a la gente la gracia de evaluar lo actuado hasta el momento por la gestión, es obligación de los funcionarios hacerlo.

Ni repollo, ni cigüeña: somos pocos y nos conocemos mucho.

No te creo nada

¿Te interesan las actividades de los candidatos? Una pregunta simple lanzada en redes sociales dio como resultado un rotundo y contundente "NO".  Sobre 458 respuestas a través de Instagram y Facebook, solo 5 contestaron que si.

Las promesas incumplidas, las problemáticas de los barrios que se arrastran entre gestión y gestión sin respuesta ni soluciones, la recorrida obligatoria de los candidatos por los mismos lugares con el mismo discurso y las mismas palabras que se repiten cada dos años, alejan cada vez más al vecino de la política.

Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. Jose María Martoccia28 de agosto de 2021, 12:33

    Y esa desidia y mentiras de casi todos los políticos desde el 83 para acá es lo que hace que Necochea esté como esté, estancada muchas décadas atrás. Posiblemente las últimas grandes obras que se hicieron, nos guste o no nos guste, fueron en la época de Percario

    ResponderEliminar