lunes, 11 de octubre de 2021

Duro comunicado de la agrupación "La Florentina" en apoyo de las mujeres radicales de Necochea




El pasado fin de semana María José Cabretón, militante formada en las filas de la Juventud Radical y vicepresidenta del Comité Emiliano Abásolo presentó su renuncia al cargo ante el plenario partidario en una carta escrita de puño y letra.

Cabretón apuntó directamente a la cabeza de Esnaola como único responsable de su alejamiento: "en diferentes medios de comunicación por parte del actual presidente (Alberto Esnaola), se ha faltado el respeto a afiliadas y hoy y en otras oportunidades a una concejal de la UCR".

Inmediatamente, un grupo de notables mujeres del radicalismo con una amplia historia de militancia sobre sus espaldas respaldó la decisión de María José Cabretón emitiendo un comunicado titulado "Basta de misoginia en la UCR de Necochea" .

Coinciden en que la carta publicada es el resultado de una sumatoria de hechos violentos sufridos por varias militantes, al tiempo que exigen que el partido reafirme su compromiso contra la violencia hacia la mujer. 

La Juventud Radical también sumó su voz de repudio a "los dichos y hechos puertas adentro que el de machistas y misóginos", reiterando su compromiso con "la pluralidad de voces, el respeto y la inclusión de las minorías y la igualdad de géneros como estandarte de la renovación partidaria".

Apoyo de las mujeres radicales de la provincia 

Las mujeres radicales que integran "La Florentina", una agrupación que se dedica al estudio y difusión de políticas que apuntan a la promoción de derechos de la mujer,  acompañaron el comunicado de las mujeres de Necochea y mostraron su solidaridad a todas las correligionarias que han sufrido violencia política.

En el comunicado hicieron pública una situación de la que o se habla, que se da de manera natural y se ha  aceptado a lo largo de los años hasta que la nueva generación de militantes plantó bandera y puso punto final. 

Indicaron que "la historia de las radicales de Necochea, es la historia tristemente repetida de este partido: la negación y el destrato a las mujeres que no son funcionales al sistema patriarcal".

"El poder y la puja por espacios políticos nos colocan, muchas veces, a quienes ocupamos cargos partidarios, en situaciones humillantes que, por miedo a perder el lugar logrado, callamos y silenciamos" agregaron .

Las integrantes de "La Florentina" expresaron su admiración por "la valentía de las radicales necochenses, que no callaron y que no permiten que el machismo imperante en el partido perjudique la trayectoria militante y por sobre todo las banderas que levantamos todos los días: libertad, igualdad y democracia".

 Mujeres radicales: nuestro camino va a seguir lleno de obstáculos para alcanzar la tan ansiada igualdad, pero estamos convencidas que la unidad, la solidaridad y la sororidad son nuestras herramientas más fuertes para que sean nuestros los lugares que nos corresponden",  finaliza el documento firmado por militantes y referentes que conforman la agrupación platense.  

Las radicales bancan la parada: 

La mujer radical es revolucionaria por naturaleza. Radicales y socialistas fueron pioneras y sentaron las bases de la lucha por los derechos para todas las argentinas. 

 Julieta Lanteri (creadora del Partido Feminista Nacional en 1918), Alicia Moreau de Justo (socialista), Elvira Dellepiane de Rawson (fundadora de Asociación Pro Derechos de la Mujer), las radicales trabajaron incansablemente para lograr el sufragio femenino. En 1919, Rogelio Araya –diputado radical por Santa Fe- presentó por primera vez un proyecto en pro de los derechos políticos femeninos en la Cámara de Diputados. Luego de un largo derrotero finalmente el voto femenino fue sancionado con la Ley 13.010.

Ya en aquellos años comienza a destacarse la figura de Florentina Gómez Miranda, abogada radical que 40 años más tarde, desde su banca de diputada nacional (1983-1991), y presidiendo la Comisión de Familia, Mujer y Minoridad, presentará más de 150 proyectos legislativos claves. Se destacan la de “autoridad compartida de los padres”, “divorcio vincular”, “pensión al viudo”, “pensión a la cónyuge divorciada”, “igualdad de los hijos extramatrimoniales”, “derecho de la mujer a seguir usando el apellido de soltera luego de casada” y “pensión de la concubina y concubino”.

Otras mujeres como  Margarita Malharro de Torres, Teresa Moroni y cientos de militantes anónimas pero con una fuerza arrolladora han sido el pilar fundamental en el reconocimiento de la mujer y sus derechos en la sociedad argentina. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario