Express

[Cortitas] [bleft]

Política

[Politica][bsummary]

La cara de la derrota: Gonzalo Diez heredero de los patriarcas radicales

 


El candidato radical, Gonzalo Diez, la tiene fulera. Es la cara de la derrota radical de los últimos Diez años, e irónicamente arrastra el peso de los patriarcas que impusieron su candidatura (pero que intentan mantenerse en las sombras porque se saben piantavotos). 

Pedro José Azcoiti, diputado nacional y provincial por varios períodos desde el 83' que nunca bajó un subsidio para Necochea porque a la gente "hay que enseñarle a pescar y no darle el pescado", y Alberto Esnaola, vividor del Estado vitalicio, el "Lilito" vernáculo cuyas denuncias embarran la cancha pero no prosperan en la justicia, han sido sus principales mentores pero también el iceberg que da el golpe letal a las aspiraciones de la Unión Cívica Radical en nuestra ciudad.

La conducción de Alberto Esnaola obtuvo una victoria ajustada para su candidato y en el camino dejó una grieta insalvable en el seno del radicalismo. La decisión de no cumplir con la reglamentación partidaria a la hora del armado de listas e impedir que se realicen las asambleas correspondientes para una composición democrática y representativa , orilló a los demás sectores a presentarse en las PASO.

La suerte estuvo del lado de la ortodoxia.  Antes del cierre de listas había cuatro sectores anotados para participar. Graciana Maizzani logró un acuerdo con el espacio liderado por Sebastian Sarasibar y una tormenta torrencial dejó en el camino al capitán Pedro de Ilzarbe.

Como para echar más leña al fuego, la vicepresidenta del Comité Emiliano Abásolo presentó su renuncia acusando a Esnaola de actitudes misóginas y dichos fuera de lugar hacia militantes y concejalas. 

Aunque el candidato Gonzalo Diez miró para otro lado y se quedó chatito como sartén, la Juventud Radical de Necochea, el sector "Democracia Radical" y agrupaciones provinciales repudiaron a "Beto" y se plantaron al lado de las militantes agraviadas.

Planeros VIP

La Profesión de Fe Doctrinaria es clara y contundente en la declaración de principios: " la Unión Cívica Radical no es un simple partido, no es una parcialidad que lucha en su beneficio, ni una composición de lugar para tomar asiento en los gobiernos".

La Carta Magna del radicalismo deja muy mal parado a Gonzalo Diez y a sus mentores que en el afán de imponer al "pollo de su huevo" pisaron el principio fundamental:  hacer de la política una creación ética.

El candidato que representa a "Juntos" en Necochea aspira a llegar a su tercer mandato (ya ocupó una banca en los períodos 2007-2011 y 2015-2019) y se espera que rompa el invicto que ostenta sin presentar un solo proyecto de ordenanza. 

Diez es altamente cuestionado por sus propios correligionarios que por una cuestión de principios (y para diferenciarse de los planeros kirchneristas) no digieren bien a la militancia rentada. Desde hace años se señala a Gonzalo Diez como ñoqui del Estado y su historial laboral así lo confirma.

Arrancó de pichón siendo estudiante en una empresa asociada a la UATRE, sumando los dos períodos como concejal, alguna asesoría en la legislatura nacional, actualmente ocupa un cargo en la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires.

Cobra un sueldo como delegado de este organismo provincial sin que se le conozcan las tareas que desempeña y dónde, ya que no concurre a su lugar de trabajo por lo que se lo puede denominar lisa y llanamente como uno de los tantos "ñoquis" que desangran las arcas públicas.  

No hay comentarios: