Express

[Cortitas] [bleft]

Política

[Politica][bsummary]

Jorge Alvaro, la cabeza de Puerto Quequén, hace agua por todos lados


 La dirigencia política, al igual que la mujer del Cesar, no solo debe ser honesta, sino que también debe parecerlo. Jorge Alvaro, de apariencia campechana y rostro bonachón, recibió de manos del gobernador Axel Kicillof el premio gordo de navidad y año nuevo juntos que representa la presidencia del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén.

Sin embargo, las irregularidades en torno a su nombramiento todavía no están del todo claras. "Pampa", oriundo de la localidad de Azul y exdiputado nacional por la provincia de Mendoza, tiene cuentas pendientes con la justicia por evasión de impuestos, según se informó en una investigación periodística realizada por el sitio DixitP, lo que sería un condicionante a la hora de ejercer un cargo público.

No hay forma de saber si la mujer del Cesar parecía honesta pero a la dirigencia política se le ve muy pronto la hilacha. En un momento donde los jubilados son el último orejón del tarro y la gran mayoría vive en la indigencia sin poder cubrir sus necesidades básicas en cuanto a alimentación, vivienda y medicamentos, el presidente del Puerto percibe dos jubilaciones que suman un monto nada desdeñable de más de 350 mil pesos. 

Una de ellas por 36.166 con domicilio de cobro en el Banco Nación con sede en el barrio Trapiche, ubicado en el departamento mendocino de Guaymallén y la segunda del Instituto de Previsión Social de la provincia de Buenos Aires, donde percibe en concepto de jubilación nada más y nada menos que 317.000 pesos(no actualizados al momento de redactar la nota). 

Si bien este hecho no constituye un acto ilegal per se, entra en un terreno peleado con la ética, aunque si a "La Jefa" no le mueve el jopo cobrar dos jubilaciones millonarias, tampoco a la tropa.

En la misma investigación periodística se detalla que Jorge Alvaro tiene cuentas sin saldar (valga la redundancia 😉) con la justicia. Registra tres juicios en letra iniciados hace varios años y, al mismo tiempo, cuenta con otros tres procesos iniciados por el Juzgado Federal de Mendoza N°2 por evasión impositiva, con expedientes iniciados en 2004, 2006 y el último en 2007.

También incursionó en el sector privado siendo presidente de una empresa llamada Coral Montajes Eléctricos SA, que en el último balance declararon ganancias por $3.570.000. Al igual que el dirigente, esta firma tiene 14 juicios en el Juzgado Federal de Mendoza, también por evasión impositiva.

Se podría pensar que el funcionario "está en la lona" y no le alcanzó para pagar los impuestos, sin embargo hay un total de seis propiedades registradas a su nombre, todas en Mendoza y un patrimonio en autos de colección que supera los 7 millones de pesos.

Puerto Quequén: contaminación y negociados

Se dice que Jorge Alvaro tiene como objetivo recaudar dólares para la corona por lo tanto su tarea es facilitar negocios y negociados millonarios y si en el camino se anteponen a la vida y la salud de los vecinos y la fauna de la región, hacer la vista gorda.

La nube de polvillo y granza que permanentemente sobrevuela la zona aledaña al puerto, especialmente en la margen de Quequén, es materia de quejas por parte de los vecinos. Desde hace más de una década que se están elevando notas y pedidos a las autoridades municipales y provinciales, al Concejo Deliberante y organismos de control, sin respuestas positivas. 

Estudios recientes realizados por la cátedra de toxicología ambiental de la Universidad Católica de Córdoba, indican que cuatro de cada diez personas que viven cerca de las plantas de acopio de cereal, sin controles medioambientales, como ocurre en la terminal portuaria capitaneada por Alvaro, sufren problemas de alergias y enfermedades pulmonares.

No hay tampoco un análisis del polvillo que cae en la zona portuaria que permita determinar si además de ser el productor de las dermatitis alérgicas y/o patologías respiratorias características en los vecinos del sector, contiene restos de sustancias potencialmente peligrosas. 

Dale gas:

Hace unos días Jorge Alvaro anunció contento como perro con dos colas,  la posibilidad de que YPF instale una base de aprovisionamiento de combustibles para los buques como una de las principales iniciativas que existen en la terminal marítima para ampliar su capacidad operativa, centrada esencialmente en la exportación de granos.

«Es un tema que me interesa muchísimo», sostuvo el presidente de Puerto Quequén mientras que anunció que hace más de 10 días se estuvieron realizando diferentes relevamientos, además de los estudios de mercado correspondientes.

De lo que no obvió hablar fue del impacto ambiental y la repercusión de tener una planta de aprovisionamiento de combustibles en el rio Quequén y los riesgos potenciales que implica la manipulación y acopio de combustibles derivados de la destilación del petróleo, un hidrocarburo no biodegradable y como afectaría al ecosistema de la región y sus efectos a mediano y largo plazo.

1 comentario:

  1. Jose María Martoccia27 de noviembre de 2021, 13:33

    O sea, tiene un curriculum 10 puntos sobresaliente, para ejercer como funcionario kirchnerista

    ResponderEliminar