Express

[Cortitas] [bleft]

Política

[Politica][bsummary]

Crecimiento sin ton ni son: la "Necochea del futuro" fuera de la agenda

 


En cada campaña electoral los candidatos se comen cruda a la función pública. Tiran ideas, grandes proyectos, venden la "Necochea del futuro",  pero a la hora de la verdad se dedican a tapar agujeros y manejan una agenda a corto plazo. La deuda pendiente de la política necochense es desde hace décadas una planificación estratégica para ciudad en crecimiento permanente.

Necochea  crece por vía de excepción y conviven en el mismo espacio urbano viviendas familiares, edificios, depósitos de todo tipo, curtiembres y hasta una planta de acopio de ferlizantes líquidos y sólidos a metros de una escuela, un barrio y un paseo gastronómico.


De acuerdo al cuadro de usos establecido por la ordenanza 2005/81 en la zona residencial no se admite construcción de basamento y todos aquellos usos que no están expresamente reconocidos en la norma deben ser aprobados por vía de excepción por el Concejo Deliberante.

 

Actualmente el boom inmobiliario se da hacia la zona de Villa del Deportista y Villa Zabala y la mayor parte de las edificaciones e instalaciones comerciales se dan una vez más por vía de excepción, por lo que surge la inevitable pregunta ¿cuál es el criterio urbanístico del municipio (incluido el Concejo Deliberante que da el ok) para la zona? 


La zona de mayor crecimiento inmobiliario de nuestra ciudad tiene una gran parte de sus residencias construidas sobre terrenos usurpados, de hecho a diario se dan innumerable cantidad de transacciones donde se compran y venden supuestos derechos de usucapión. Desmalezar, cercar, pagar impuestos es suficiente para hacerse con la propiedad de terrenos valuados en miles de dólares. 



El municipio continúa otorgando permisos de construcción sobre terrenos usurpados. Nada lo impide ya que no hay legislación que lo regule. Un debate políticamente incorrecto ausente en la agenda municipal.

Los debates ausentes


El municipio es un sistema integrado, es decir que tiene un Poder Ejecutivo y un Poder Legislativo que deberían caminar a la par,  promoviendo mecanismos que impulsen un desarrollo equitativo y sustentable, indispensables en un Estado ágil y eficiente, adaptando las normas al crecimiento del distrito. 


Municipio y Concejo Deliberante, son el primer nivel de gobierno y la instancia  más cercana entre las necesidades de los vecinos y la resolución de las diferentes problemáticas. Al menos eso es lo que dice la teoría. 


Los nuevos tiempos deberían traer temáticas y debates complejos a la mesa de trabajo de los legisladores como del municipio y la búsqueda de consensos y acciones son los pilares fundamentales para  garantizar una mejor calidad de vida al vecino de Necochea. 


Puerto Quequén: ¿un principado en medio de la ciudad?


Pocas veces la problemática que genera la operatoria portuaria llegó al Concejo Deliberante o se puso en consideración de las autoridades municipales. Pocas, muy pocas veces se habló de como afectan a la salud de los vecinos los negociados que se traducen en millones de dólares que se cuecen en las oficinas de Puerto Quequén; no importa si en el camino se anteponen a la vida y la salud de los vecinos y la fauna de la región. 


Estudios recientes realizados por la cátedra de toxicología ambiental de la Universidad Católica de Córdoba, indican que cuatro de cada diez personas que viven cerca de las plantas de acopio de cereal, sin controles medioambientales, como ocurre en la terminal portuaria capitaneada por Jorge Alvaro, sufren problemas de alergias y enfermedades pulmonares.

La nube de polvillo y granza que permanentemente sobrevuela la zona aledaña al puerto, especialmente en la margen de Quequén, es materia de quejas por parte de los vecinos. Desde hace más de una década que se están elevando notas y pedidos a las autoridades municipales y provinciales, al Concejo Deliberante y organismos de control, sin respuestas positivas. 

El puerto no se toca, los argumentos están ligados a los intereses millonarios de los operadores que no siempre coinciden con las necesidades y requerimientos de los vecinos. Una especie de principado que toma todo lo que quiere (hasta el agua potable) y aporta poco y nada.

Es cierto que el Concejo Deliberante no tiene injerencia directa en la operatoria portuaria, sin embargo el municipio cuenta con un miembro en el directorio del Consorcio de Gestión de Puerto Quequén que debería velar por los intereses del vecino de Necochea, llevando a la mesa de toma de decisiones las políticas marcadas por el municipio. 


El parque Miguel Lillo: ¿quién le pone el cascabel al gato?


El Parque Miguel Lillo comenzó a gestarse en el año 1948 y las tierras que hoy ocupa pertenecían a la familia Díaz Vélez, que habitaban en una casona de estilo colonial (hoy Museo Histórico Regional) rodeada de cuatro hectáreas de bosque de eucaliptos y cipreses.


Fue creado para frenar el avance de las arenas transportadas por el viento de la costa y se incorporaron variedades de  pino Piñonero, de Alepo, Insignis, Marítimo y Thunberggi.


Es indiscutible su función como pulmón verde de la ciudad y ejemplo de todo lo bueno que puede hacer el ser humano en favor de la naturaleza y el medioambiente.


El parque no se vende, el parque no se toca, sin embargo el parque sin la mano del hombre que le dio vida, se muere. 


Cada vez más se notan claros deforestados, especies muertas, tala indiscriminada y de manera alarmante se observa la migración de aves hacia la ciudad, signo inequívoco de que algo no está bien en nuestro parque.


El turismo, esa famosa industria sin chimeneas a la que Necochea aspira a entrar de manera competitiva desde hace décadas, requiere infraestructura pero esta debe ser planificada, estudiada, sin comprometer la masa arbórea o la rica y variada fauna que lo habita.    


Una vez más, Concejo Deliberante y municipio deben  marcar políticas claras para su preservación y cuidado y un debate realista y serio respecto a la urbanización de la zona, que en los últimos años ha crecido exponencialmente, siendo el sector con mayor crecimiento inmobiliario de la ciudad.


Por ahora la planificación urbana o planeamiento urbanístico definido como un proceso de desarrollo y diseño de áreas urbanas, incluidos el uso de terrenos abiertos, aire, agua y el entorno construido, con los edificios, el transporte, las funciones económicas y sociales adentro, pensadas a mediano y largo plazo, la Necochea del futuro que nos venden en las campañas electorales está fuera de la agenda política.

No hay comentarios: