Express

[Cortitas] [bleft]

Política

[Politica][bsummary]

La maldición del casino de Necochea: otro llamado a licitación sin oferentes

 


Desde su traspaso a la órbita municipal, el Casino de Necochea ha sido una maldición para cada una de las administraciones. Al igual que el Parque Miguel Lillo y el ex Liceo Naval, fueron transferidos al municipio sin los recursos para sostenerlos.


Antes de los intentos de licitación del intendente Arturo Rojas, otras administraciones apostaron a la privatización pero fracasaron rotundamente: en primer lugar, durante los 90', gestión Julio Municoy, en la que se entregaba el edificio del Casino, el Jardín de Rocas y un balneario con unidades de sombra, posteriormente durante la gestión del radical Daniel Molina, en la que solo se licitaba el Casino.


Respecto a este último intento de privatización, el 9 de noviembre de 2004 estaba prevista la apertura de sobres del llamado a licitación internacional que quedó vacante al no presentarse ningún oferente, pese a que las autoridades radicales habían anunciado con bombos y platillos que inversores españoles estaban interesados en el proyecto.


En el pliego se establecía que el adjudicatario podría proponer el canon anual que quería pagar y tendría la administración del lugar por un periodo de 40 años, con cinco de gracia.


En ese momento la valuación del edificio rondaba los 16 millones de pesos y el proyecto abarcaba desde la posible demolición del inmueble a su puesta en valor y contemplaba la creación de un hotel 5 estrellas, un spa, casino, centro de convenciones y servicios recreativos.


Con el paso de los años, el deterioro del Casino se hizo más notorio y llegaron los primeros rumores de cierre de la sala de juego. José Luis Vidal, entonces intendente interino de Necochea tras la destitución de Horacio Tellechea, se entera el 15 de diciembre de 2014, a través de una nota de Lotería y Casinos que el gobierno provincial iba a avanzar en la clausura de la sala de juego. Esa nota se mantuvo en secreto durante varios días y allí es donde aparece Osvaldo Papaleo en acción.


En enero de 2015, se habló de un convenio entre el kirchnerista Osvaldo Papaleo y el ex intendente de Necochea, José Luis Vidal, que pretendía abrir el camino para que finalmente el tradicional casino se traslade al centro de la ciudad.


Desde el gobierno municipal mostraban que la única salida viable para el Casino era sacárselo de las manos: “Con los números que hoy tiene el municipio, el mantenimiento se hace muy dificultoso”. Se trata de “un elefante blanco”, afirmaban.


Posteriormente y ya bajo la gestión de Maria Eugenia Vidal en la provincia y Facundo Lopez al frente de la Municipalidad, se avanzó en el cierre definitivo de la sala de juegos, pero la movilización de los trabajadores y la oposición de todos los sectores de la ciudad dieron por tierra con las intenciones del gobierno provincial.


Por último, y ya contando una historia muy reciente, Facundo Lopez trató de entregarlo como parte de pago para frenar un embargo multimillonario por una deuda que la comuna mantiene hasta la actualidad con la empresa recolectora de residuos.


El incendio que sufrió el casino el 16 de agosto de 2020 selló la suerte del deteriorado edificio y el Concejo Deliberante aprobó su venta luego de un intenso debate. La tasación del predio realizada por una comisión especializada, compuesta por representantes de los distintos colegios de profesionales del distrito que trabajaron ad honorem, y que ese órgano evaluó que el valor oficial ascendía a los 9.058.643 dólares.


 El  20 de diciembre de 2020  la primera convocatoria a capitales privados impulsada por Arturo Rojas quedó vacante; el pasado 21 de febrero finalizó sin interesados el plazo dispuesto por el municipio para la adquisición de pliegos para participar del “Concurso integral de proyecto con venta de inmueble para desarrollo urbano en el actual sector Complejo Casino de Necochea, con opción a concesión de uso y explotación de unidad turística fiscal”.


Nuevamente se abre el juego para debatir en el seno del Concejo Deliberante el futuro del Casino de Necochea habida cuenta de que no resulta una plaza atractiva para el inversor en las condiciones que se planteó la oferta.

1 comentario:

  1. Jose María Martoccia27 de febrero de 2022, 4:35

    La verdadera maldición para las administraciones ha sido no poder concretar algún negociado inmobiliario. Tanta insistencia da que pebsar. Porqué no comienzar a pensar en ir haciendo de a poco algunas reparaciones? Qué pasó con el seguro del incendio del teatro??? Se lo "repartieron?

    ResponderEliminar