Express

[Cortitas] [bleft]

Política

[Politica][bsummary]

Paritarias 2022 en punto muerto: los trabajadores municipales piden incremento del 60 por ciento

 


En los últimos años el salario de los trabajadores ha perdido por goleada ante la inflación, y los municipales de Necochea  no son la excepción que confirma la regla: el sueldo básico neto no llega a 29 mil pesos.

Aunque el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi, destacó que “todos los indicadores macroeconómicos están dando fabulosos” y que “Hay mucho de psicológico" en el proceso de devaluación del salario y la inflación que destroza el poder adquisitivo del trabajador, el desfasaje entre la canasta básica y el salario es cada vez mayor.


El salario de los trabajadores municipales con 30 horas semanales establece como inalcanzable la posibilidad de satisfacer las necesidades básicas de alimentación, transporte, vivienda, educación y ni siquiera alcanzan la linea de indigencia.


En ese marco, se dio inicio a las negociaciones paritarias que este año serán a palo y hacha debido a que los trabajadores exigen al Sindicato de Trabajadores Municipales de romper techo de 60 por ciento y acuerdos trimestrales.


La primera reunión entre ambas partes fue un rotundo fracaso. El Ejecutivo realizó dos propuestas que fueron rechazadas por los representantes gremiales. En primer lugar se ofreció un aumento del 12,8 por ciento a partir de este mes y seguir con paritaria abierta y una segunda propuesta de un 40 por ciento de aumento anual (paritaria cerrada con ese porcentaje) aplicado en tres tramos: 15 por ciento incorporado al salario básico este mes, 10 por ciento al básico de junio y el restante 15 por ciento al salario de septiembre.  Los tres tramos no son acumulativos.


La semana entrante está prevista una nueva instancia de negociación en la que los trabajadores  presentarán su contrapropuesta. En este punto las bases se mantienen firmes en un aumento salarial del 25 por ciento para el mes en curso y paritarias abiertas con la intención de llegar a un incremento del 60 por ciento para el 2022.


La sensación térmica entre los trabajadores está a punto de ebullición; si el Ejecutivo no acepta su propuesta algunos grupos plantean la vuelta de la carpa frente al municipio, que inevitablemente trae recuerdos de la época infame de los López en la que los trabajadores fueron reprimidos dentro del palacio municipal.


En los primeros días del mes de enero se otorgó un incremento salarial del 11 por ciento otorgado a cuenta de la paritaria del 2021, lo que llevó a un total del 50,4 por ciento total en el 2021.


Además en un intento de dar mejores condiciones a los trabajadores que perciben los salarios más bajos, se otorgó el pase de 90 trabajadores con incremento de carga horaria de 30 horas semanales a 40.


Con ese antecedente, tanto el sindicato de trabajadores municipales como el Ejecutivo son optimistas en cuanto a llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes en el marco de las paritarias 2022 y confían en seguir ganándole a la inflación.


A pesar del optimismo, la realidad indica que el salario de los trabajadores pierde por goleada ante el valor de la Canasta Básica de Alimentos (aún teniendo en cuenta el valor INDEC, no supermercado). Un dato a tener en cuenta, el haber básico apenas llega a 258 dólares (cotización oficial).


Si se contempla que una familia con dos hijos necesitó en diciembre pasado 76.146,13 pesos para poder abonar alimentación y servicios básicos y no caer debajo de la línea de la pobreza, gran parte del personal municipal es indigente ya que percibe un ingreso por debajo de los 32.963,69 pesos.  


Las abuelas entradas en años suelen decir "mal de muchos, consuelo de tontos" pero el trabajador municipal de Necochea entra en el universo de 4,5 millones de argentinos que no alcanzan a cubrir sus necesidades básicas. 


Una noticia que no debe ser noticia pero teniendo en cuenta lo ocurrido en épocas no muy lejanas, en las que los trabajadores percibían sus salarios hasta en 7 cuotas vale destacar, es que desde que asumió la intendencia Arturo Rojas los salarios y demás beneficios laborales son  pagados en tiempo y forma, lo que (por lo menos) buena voluntad por parte de la administración municipal en brindar mejores condiciones laborales a los trabajadores, algo que reconocen pero que no alcanza para llenar la olla. 

No hay comentarios: