Express

[Cortitas] [bleft]

Política

[Politica][bsummary]

Despacito y con vaselina... el Concejo Deliberante aumentó un 75 por ciento las tasas municipales

                                      

La Ordenanza Fiscal Impositiva es uno de los momentos más esperados por los concejales. La mayoría no tiene idea de lo que hablan pero la oposición se erige en defensora del bolsillo de los ciudadanos y el oficialismo defiende a capa y espada aumentos en las tasas municipales que superan ampliamente la capacidad del contribuyente de asumir nuevos aumentos. 


Por mayoría el Concejo Deliberante aprobó un incremento promedio del 75 por ciento en las tasas municipales para el próximo año. Como para que nadie chille demasiado, el Concejal Bartolomé Zubillaga, la voz cantante de Nueva Necochea a la hora de explicar porque 2+2 es cinco, le sacó presión al asunto diciendo que en definitiva “serían $119 por día por seis servicios”.


Además se confirmó que los contribuyentes de menores recursos pagarán en promedio 3.700 pesos mientras que la mayoría no abonará más de 5.000 y como todos los años recordaron que los jubilados serán eximidos del pago de tasas municipales lo que es una gran verdad a medias por no decir mentira.


La experiencia de años anteriores para un jubilado que pretende iniciar los trámites para lograr este beneficio no es fácil. En primer lugar, nadie en toda la estructura municipal es capaz de brindarle asesoramiento de los pasos a seguir y los adultos mayores deambulan de una repartición a otra y en cada una son recibidos por alguna empleada con tal cara de traste que si se toman una selfie serían sancionadas por Instagram por exhibición obscena.  


A pesar de que los beneficios para los jubilados se anuncian todos los años como para bajar la calentura social ante cada aumento de tasas, la respuesta de los empleados de las áreas correspondientes es siempre la misma "acá no avisaron nada, no llegó ninguna resolución, averiguá en mesa de entradas".


Frente de Casi Todos


La votación que dio lugar al aumento de tasas municipales trajo como efecto colateral el blanqueamiento de que en el Frente de Todos de Necochea las cosas ni están en calma, ni son un canto de amor y paz.


Como en el "Antón Pirulero" cada agrupación del universo kirchnerista atiende su propio juego a sabiendas de que "La Cámpora" (que perdió la conducción del PJ en dos elecciones seguidas) impone a sus candidatos y sus condiciones. En este sálvese quien pueda (y como pueda) se tejen alianzas que no siempre caen bien a los kumpas pero benefician al intendente Arturo Rojas.


Gracias a  los "acuerdos" tejidos con los ediles kirchneristas Norma Alí y Rafael Iácono, el jefe comunal logró el sueño de todo intendente: la mayoría automática. A sus ocho concejales se suman en cada votación peliaguda las manos (o la abstención) de Iiácono y Alí generando un empate que habilita el voto doble del presidente del Concejo Deliberante. Esta situación no se daba desde los tiempos de gloria del radicalismo en la intendencia de Daniel Molina.


El incondicional acompañamiento de los ediles díscolos del Frente de Todos a las políticas de Arturo Rojas y "Nueva Necochea" colmó la paciencia de los referentes del espacio y emitieron un escueto comunicado en el que repudiaron "el voto afirmativo de los concejales Rafael Iácono, de Espacio en Común, y Norma Alí, de Participación Justicialista, quienes rompieron el contrato electoral suscripto con la ciudadanía al acceder al Concejo Deliberante en la lista del Frente de Todos y que reiteradamente avalan con su voto medidas regresivas para amplias mayorías de la ciudadanía".


Despacito y con vaselina... se viene el aumento


Bartolomé Zubillaga contextualizó el 75 por ciento de incremento en las tasas explicando que "está harto justificado por cuestiones que exceden lo local y que estamos hablando de lo que nos toca vivir en el día a día en nuestro país y tienen que ver más con al aumento de los costos. Es lisa y llanamente la inflación". 


Que no cunda el pánico necochenses, el edil de Nueva Necochea aclaró que este aumento está previsto para el año que viene por lo que estima que gracias a la inflación agobiante no va a generar mayor impacto en el bolsillo del contribuyente. Puso como ejemplo lo ocurrido en el actual ejercicio para el que se estimó un aumento impositivo del 50 por ciento, mientras que la inflación se fue al carajo.


Para tener una idea de lo que enfrenta el municipio, vale decir que los insumos más usados en los servicios que brinda la municipalidad sufrieron durante el corriente año incrementos que duplicaron los costos previstos para el ejercicio 2022: el gas oil aumentó un 105 por ciento en lo que va del año, el cemento un 83 por ciento y los neumáticos 153 por ciento.


Con una inflación prevista por el Banco Central para el 2023 del 96 por ciento, el aumento previsto en las tasas urbanas corre por detrás de la inflación tal como ocurrió en los últimos años. En el 2021 la inflación fue del 50,3 por ciento y las tasas municipales se incrementaron un 36 por ciento, es decir 14 por ciento debajo de la inflación y el 2022 superó todo lo previsto con una inflación que supera el 100 por ciento.

No hay comentarios: